free templates joomla

Romero remata su pleno en plenitud

20220918 talavera001Culmina Andrés Romero su pleno de puertas grandes de este intenso fin de semana. Lo ha hecho en Talavera la Real, donde ha corregido su desencuentro con los aceros de los últimos compromisos y eso le ha permitido redondear más su balance de trofeos. Cuatro orejas y un rabo que describen por sí solo la dimensión del onubense, que llega a este tramo final de la temporada -la más numerosa en cuanto a festejos de su trayectoria- absolutamente fresco y en plenitud de forma.

 

Fue su primero un toro con muchos pies, muy intenso en sus embestidas, que paró con Copito en terrenos muy cortos. Allí se fue de frente a él para dejar dos rejones de castigo, muy ajustados y de mucha emoción en su ejecución. Ya en banderillas, dejó tres palos con Bucéfalo, uno de ellos provocando el embroque a galope y los otros dos al paso, pero los tres con ligazón y asomando el caballo su cara a la testuz del astado. Dos palos más clavó con Guajiro al quiebro. De ellos salió con piruetas muy en la cara también, que enardecieron al público. Dos cortas sin solución de continuidad con Chamán y el pinchazo previo al rejonazo final que dejó a Andrés sin los máximos trofeos.

 

Sí los consiguió ante el cuarto, que fue colaborador. Lo paró con Obelisco, otra de las grandes bazas de futuro de la cuadra del torero de Escacena del Campo, pero que se viene forjando ya en tiempo presente. Fue bonito cómo lo enceló y se dobló con él, guiñando las orejas el caballo cada vez que sentía el burel detrás, en una preciosa estampa. Le imprimió variedad Andrés al tercio de banderillas. Primero, con el soberbio Fuente Rey, que se ha convertido, sin duda, en el eje de su temporada. Rectitud y verdad en su manera de hacer, en dos quiebros excepcionales en la cara del toro, en una faena sin tiempos muertos, sin esperas. Se adornó para mantener la conexión con el tendido con passage, paso español y tierra a tierra que dieron muestras de su buena doma. Porque el toro empezó a ir a menos en sus prestaciones, puso en liza Romero a Kabul, todopoderoso siempre ante los toros que menos ayudan y frente a los que llegó muy a la cara para clavar en todo lo alto. La guinda fue Farrugia, en las cercanías, a caballo parado, en dos rehiletes de poder a poder, de mucho mérito porque el astado de La Cercada no ayudó en ninguno de ellos. Las tres cortas con Chamán y el certero rejonazo que cobró, esta vez sí, le pusieron en las manos las dos orejas y el rabo.

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de TALAVERA. Tres cuartos de plaza. Se lidian toros de LA CERCADA
 
ANDRÉS ROMERO: dos orejas y dos orejas y rabo
Miguel Moura: dos orejas y dos orejas
Adrián Venegas: oreja y dos orejas y rabo
 
20220918-talavera010.jpg 20220918-talavera011.jpg 20220918-talavera012.jpg 20220918-talavera013.jpg 20220918-talavera014.jpg
 
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.es
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información