free templates joomla

Noche mágica en Nazaré

20220723 nazare001Otra noche mágica de Andrés Romero en Nazaré. Hay un feeling muy especial entre el actor y el escenario, entre el torero y la plaza. Una relación de entendimiento mutuo que viene desde la primera vez hasta el punto de que éste se ha convertido en uno de los foros fundamentales cada año en la trayectoria del onubense. Hoy volvió a suceder lo que ya se presagiaba desde que, a solo unos minutos para el comienzo de la corrida, largas colas se acumulaban ante las taquillas, demostración del excelente ambiente vivido después en el coso. El clima ideal. Eso y el buen juego del par de toros de Jorge de Carvalho fueron condicionantes propicios para que todo fluyera como es habitual entre Romero y Nazaré: con magia.

 

La cima de todo se vivió en la lidia al segundo oponente de Andrés. Un toro que fue bueno, aunque saliera apunta cierta tendencia fría, lo que quedó desmontado en cuanto sintió la primera farpa con Copito. Rompió el toro a embestir y el rejoneador de Huelva a torear. Y lo hizo de manera sobresaliente con Fuente Rey. Brutal las tres banderillas al quiebro jugando al máximo con el ajuste en los embroques, apurando los encuentros en una vuelta de tuerca más que no pocas veces encogió el corazón de los espectadores. Como luego el toreo de costado y esa manera de Andrés Romero de meterse por dentro, por donde espacio no parecía que hubiera. Fue a continuación el turno de la gran sensación de este año, Farrugia, que es un deleite clavando al quiebro a caballo y toro parado, citados muy en corto, sin ventaja alguna, como lanzando al aire la moneda aun con la certeza de que saldrá cara. Y sale cara. Y Nazaré se entregó a la genialidad de Romero, que terminó su actuación con Kabul en una exhibición de torear y hacer las suertes de poder a poder. Rugió la plaza con Andrés y lo hizo el jinete ya descabalgado, totalmente compenetrado con el público en el disfrute de lo vivido. Auténtica magia. 

 

Esa química especial de Andrés con Nazaré emergió ya en su primer toro, que se movió intenso y exigente, se empleó, aunque sin ritmo cierto, lo que impregnó de emotividad todo el conjunto desde el saludo con Distinto y fue a más con Meridio. Porque lo enceló y toreó de costado, muy al hilo de las tablas, pulseando sus embestidas para domeñar, como queda dicho, ese ritmo cambiante que tenía. Le cambió el viaje varias veces el onubense metiéndose por dentro, como tirando otra vez la moneda al aire, que daba cara en justa correspondencia con la apuesta que hacía el jinete. La faena se fue definitivamente a más con el gran Guajiro, siempre infalible. Cada quiebro y las piruetas con las que Romero salía de ellos fueron pura dinamita que hacía explotar los tendidos, tan entregados como el torero. Tan es así que pidió la gente dos banderillas más que el palco concedió. Dos oportunidades más que aprovechó Andrés para terminar de cimentar otra de sus grandes actuaciones en la que sin duda es una de sus plazas talismán. Quedó latente en la atmósfera de la vuelta al ruedo, de clamor y sinceridad.

Ficha del Festejo
Plaza de Toros de NAZARÉ. Casi lleno. Se lidian toros de JORGE DE CARVALHO
 
Luis Rouxinol: vuelta y vuelta
Francisco Palha: vuelta y vuelta
ANDRÉS ROMERO: vuelta y vuelta
 
20220723-nazare010.jpg 20220723-nazare011.jpg 20220723-nazare012.jpg 20220723-nazare013.jpg 20220723-nazare014.jpg 20220723-nazare015.jpg 20220723-nazare016.jpg 20220723-nazare017.jpg 20220723-nazare018.jpg 20220723-nazare019.jpg 20220723-nazare020.jpg 20220723-nazare021.jpg 20220723-nazare022.jpg 20220723-nazare023.jpg 20220723-nazare024.jpg 20220723-nazare025.jpg  
 
 
 
logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.es
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información